El Real decreto-Ley 35/2020 permite aplicar para determinades actividades, entre ellas la del transporte por auto taxis, una reducción en el cálculo del importe del IVA del primer trimestre así como también en la del IRPF.

A los taxis y a los transportistas se les aplica una reducción del 20% en los porcentajes para el cálculo del IVA a ingresar.

Por su parte para el cálculo del pago del IRPF del primer trimestre se aumenta la reducción actual del 5% sobre los rendimientos obtenidos al 20%.